GRIS ES TODA TEORÍA Y VERDE EL ÁRBOL DE ORO DE LA VIDA. Goethe

CHIRRI

CHIRRI

jueves, 11 de junio de 2015

DIETAS: VEGANOS VERSUS PALEOS

Ambas filosofías alimentarias suman cada vez más seguidores. La vegana evita el consumo de productos derivados de los animales. Y la paleolítica imita la forma en que comían nuestros ancestros.
El veganismo es un estilo de vida que por encima de todo reivindica el respeto de la naturaleza y su entorno. La alimentación está basada en los productos de la tierra y sus seguidores evitando el consumo de animales y muchas veces de sus derivados.
 "El vegano tiene como beneficio un nivel muy bajo de LDL (colesterol malo) bajos triglicéridos, menos incidencia de obesidad, menos eventos de resistencia a la insulina y menos diabetes", aseguró la médica cardióloga Cecilia Perel. Sin embargo, para el médico nutricionista Ricardo Olmedo este plan alimenticio tiene carencias, "por ejemplo la falta de vitamina D, zinc, vitamina B 12, que es fundamental para formar los glóbulos rojos". "Es más difícil de seguir porque es una dieta que tiene que estar bien vigilada por un médico para no tener carencias. No es una dieta fácil que uno sale y come un pedazo de carne o verduras o frutas", analizó.

La dieta paleolítica se basa en un régimen de alimentación que busca imitar la forma en que nuestros ancestros se alimentaban antes de que se desarrollara la ganadería y la agricultura. Sus seguidores consumen verduras, frutas, frutos secos, carnes rojas, pescado, huevos, especias, y hierbas. Quien practica este régimen debe abstenerse por completo de consumir azúcar, lácteos, alcohol, granos, harinas y, en general, todos los alimentos procesados. Miran con desconfianza a la papa, evitan los edulcorantes, utilizan aceite de oliva para condimentar ensaladas y manteca clarificada para cocinar. La filosofía paleolítica hace un culto de la actividad física y del buen descanso. Los libros de Lorain Cordain y Robb Wolf, entre otros, son sus guías de vida.
"En el 2005 se cae la pirámide de la salud, se acabaron los cereales, los panes integrales, se acabó todo lo que fue puesto durante cuarenta años como una gran verdad. O sea, los nutricionistas trataban de sacar la grasa para no tapar las arterias, y daban hidratos de carbono y no se daban cuenta que el organismo no puede guardar hidratos de carbono porque no tiene lugar. ¡Qué ilógico!".Si la carne viene con grasa no hace nada, ahora si saco esa grasa y la mezclo con harina me produce colesterol"
Sobre ese punto, la doctora Perel cree que la dieta paleolítica es buena pero no para todo el mundo. "Tiene mucha proteína, mucha fruta y mucha verdura. No consume lácteos ni azúcares. También se basa en una filosofía muy particular".
NOTA COMPLETA:
http://www.infobae.com/2015/06/10/1734194-debate-dos-dietas-moda-veganismo-vs-alimentacion-paleo
                                                                                 


5 comentarios:

Ceo dijo...

A esta altura de mi life, lo que me marcó nutricialmente fue la grande de muzzarella con un imperial, debo confesar que obtuve resultados largamente maravillosos!!

Mirella S. dijo...

Querido Edu, todos los extremos son malos, frase hecha, pero muy cierta.
Si analizamos lo que dicen los veganos ni verduritas habría que comer, porque también forman parte de la naturaleza y son cosas vivas.
Para mí son modas sin pies ni cabeza. Yo tiendo a ser vegetariana, no por un prurito filosófico, sino porque desde chica no me gusta la carne, lo cual no me impide comerla de vez en cuando lo más "disfrazada" posible: guisitos con toda clase de verduras o en milanesas.
Me encantan los lácteos y en cuanto a la pizza con mucha muzza es un placer.
Besos antidietas.

Ceo dijo...

Mirella, conozco talibanes adheridos a dietas variopintas, también de otras cosas como marcas, gimnasias, música horrenda, clubes, política, etc., siempre tuve la sensación de vivir en un gran manicomio. Yo también no como carne, le tomé fobia desde que participé en un asado, hace como treinta años, vi una parrilla con vísceras y carne crepitando, mucho humo y quijadas ahítas chorreando grasa, era un espectáculo dantesco abominable, quedé impresionado para siempre, a veces dudo de que somos seres humanos!!
No abuses de los guisitos ni de las milanesas, MIR, te rebajan como poetiza!!
Besote anticolesterol, MIR!!

Mirella S. dijo...

Serán, a lo sumo dos o tres veces al año. Lo que también me parece abominable es el pollo, los llenan de hormonas. Aunque coincido con vos que lo peor de lo peor son las achuras.
Con el frío, un buen guiso de lentejas, con cebollitas de verdeo, morrones y hongos.
Un abrazo vegetal.

Ceo dijo...

Mirebella, desde que leí lo de los pollos con hormonas, hace tiempo, les bajé el pulgar. Tu receta para el frío merece un aplauso estomacal, el estómago, con el frío, se pone ditactorial y no admite oposiciones de balanzas ni ideales de talla y peso, arremete con todo, especialmente con productos prohibidos como el chocolate, las facturas de panadería y los sorrentinos con salsa y pimienta negra...
Me agarró hambre, voy por la cebollitas de verdeo, tengo que cocinar yo porque nadie me cocina, no sé para que me casé...
Besote, MIR!!