GRIS ES TODA TEORÍA Y VERDE EL ÁRBOL DE ORO DE LA VIDA. Goethe

CHIRRI

CHIRRI

viernes, 27 de enero de 2017

AUSCHWITZ, EL INFIERNO EN LA TIERRA

"Después de Auschwitz, escribir poesía es un acto de barbarie"
(Theodor Adorno, filósofo alemán, 1903-1969)   
El 27 de enero de 1945, Anatoly Shapiro, el primer oficial del Ejército soviético que entró en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, dijo: "Había tal hedor que era imposible estar ahí por más de cinco minutos. Mis soldados no podían soportarlo… ¡me rogaban que los dejara ir! ¡Pero teníamos una misión que cumplir!".
Ya desde sus primeros, incendiarios y delirantes discursos en las cervecerías de Münich, el insignificante cabo austríaco Adolf Hitler, dueño de un oscuro pasado de fracasos –ni siquiera llegó a ser un mediocre pintor–, como todos los tiranos, fabricó un enemigo diabólico y autor de todas las desdichas del pueblo alemán: los judíos.
La alucinante, casi increíble historia de Auschwitz y el centenar de campos de exterminio ("de concentración" es un desvío, un subterfugio canalla) sembrados en media Europa empezó –oficialmente– el 31 de julio de 1941, cuando Reinhard Heydrich, comandante de la Oficina Central de Seguridad del Reich (me asquea escribir esos títulos con mayúscula…), recibió la orden de Herman Göring –un cerdo atiborrado de manjares y alcohol- de "poner en marcha la solución final de la cuestión judía".
Shapiro, ucraniano, tenía entonces 32 años y una larga guerra en su mochila.
Liberó a los 500 prisioneros que quedaban vivos.
Murió en el 2005.

Pero pocos meses antes, en una entrevista con el New York Daily News, describió una vez más el horror de aquel día.
"No teníamos la menor idea de la existencia de ese campo. Mi comandante no nos había dicho nada sobre ese asunto. Cuando nos acercamos a las barracas de las mujeres, descubrimos algo espantoso. Muchas yacían sin vida en el suelo, desnudas, porque la ropa se la habían robado los sobrevivientes. Alrededor había mucha sangre y excremento humanos, y el olor era imposible de soportar… En la última barraca había dos chicos que lograron sobrevivir, y cuando nos vieron comenzaron a gritar: '¡No somos judíos!, ¡no somos judíos!'.
Creyeron que íbamos a llevarlos a la cámara de gas… Estaban asustados porque pensaron que los íbamos a llevar a la cámara de gas… Pero para algunos, la ayuda fue mortal… Apenas llegamos, montamos algunas cocinas de campaña y preparamos algunas comidas livianas. ¡Pero varios murieron después del primer bocado! porque sus estómagos estaban paralizados… Nos enfurecimos. Mis soldados querían matar a todos los alemanes…
Unos días antes de la liberación de Auschwitz, los nazis que dirigían el campo reunieron a todos los prisioneros que pudieron –¡unos diez mil!–, y los obligaron a marchar, hambrientos y desnudos, hacia otros campos instalados en el oeste. Pero todos murieron…

Nunca olvidaré que, al inspeccionar las instalaciones del campo, descubrí hornos crematorios y máquinas de exterminio…, mientras las cenizas de los cuerpos eran agitadas y llevadas por el viento."

Nota de Alfredo Serra para el diario INFOBAE
Nota completa: http://www.infobae.com/historia/2017/01/27/auschwitz-el-campo-de-exterminio-que-imito-el-infierno-en-la-tierra/


5 comentarios:

Chaly Vera dijo...

Que se puede decir: ¡nada!
Los yanquis empezaron con los "campos de concentración" y luego el mundo siguió su ejemplo.

Y en el África sigue el exterminio
¿Será Hitler el culpable o lo fueron los que obedecieron sus ordenes?

No olvidemos a los Dictadores en muchos países del mundo que masacraron a miles de personas, ni de las bombas atómicas lanzadas en el Japón

Es difícil juzgar

Abrazos

Ceo dijo...

Chaly, ¿De dónde saca que los yankis empezaron con los campos de concentración? Acá el hijo de puta del Holocausto fue Hitler, después lo siguieron Lenin y Stalin quien superó a todos. Todos los dictadores son genocidas: Fascistas y comunistas!!
Abrazo!!

Chaly Vera dijo...

En campos de concentración encerraron a los pieles rojas, cambiándoles de hábitat y prohibiéndoles la caza, actualmente continúan y hoy se llaman reservaciones.

Abrazos

Mirella S. dijo...

En cuanto a su maldad y actos crueles, el ser humano lo ha ido demostrado abiertamente a lo largo de la historia.
Lo del Holocausto es lo que está más documentado, además de haber sido organizado con la saña mayor y en los mínimos detalles.
Un abrazo, Edu.

Ceo dijo...

Mirel, el horror es un espectáculo continuado, el fanatismo, que es lo que lo produce, es un círculo vicioso que ha estado reciclándose a través de todos los tiempos: un misterio!!
Abrazo, Mire!!